Torre de ALCALALI (Alicante).

 

img_6557-f
Torre islámica de vigilancia y defensa del S XIV en Alcalalí (Alicnte)

 

La Torre de ALCALALÍ(Alicante), llamada también Torre y Palacio señorial de Rois de Liori, es una torre defensiva de origen islámico construida en el siglo XIV, la cual se sitúa adosada entre dos edificios.

Se trata de una torre prismática de planta casi cuadrada de seis por ocho metros con base ataluzada y muros de mampostería reforzados en las esquinas con sillares.

En sus paramentos se distribuyen sus escasos huecos de diferentes tamaños, algunos de ellos cegados, contando con un acceso a nivel del primer piso en su cara oeste, bajo el que se situaba el aljibe abovedado.

En el espacio interior, de pequeñas dimensiones, hay una escalera helicoidal que comunica sus cinco pisos.

Fue rehabilitada en el año 1992, rematándose la torre con un gran mirador de acero y cristal que contrasta con la obra original y, desde el cual, se contempla todo el valle.

Fuente: Wikipedia.- Torre de Alcalalí y visita propia.

 

Torre de Vaillo de Llanos. ELX

 

img_0986-hdr

La torre formaba parte de una serie de edificaciones que, en su origen, tenían un claro carácter de vigilancia y defensivo, y que fueron construidas entre finales de la Edad Media y la primera mitad del siglo XVI. Desde su altura los guardias podían avizorar cualquier señal de peligro para la población.

Está edificada en mampostería, con refuerzo de sillería tallada en las esquinas y la base construida con la forma de talud. Son visibles, en lo alto, cuatro ladroneras o matacanes, estructuras en voladizo sobre las aperturas de la construcción. Tanto el talud como los matacanes son elementos que dificultan la aproximación y facilitaban la defensa de las torres al eliminar los ángulos muertos que ofrecían las edificaciones rectas. Los balcones que ahora observamos son modificaciones muy tardías de los vanos originales.

El nombre de torre de los Vaillo o torre Vaillo proviene de la familia antigua titular de la torre, los Vaillo de Llanos. Los detentadores de este apellido, eran miembros de la pequeña nobleza local que, en 1716, recibieron el título de condes de Torrellano. Los condes tenían su residencia habitual en una casa en la plaza de Baix, frente al Ayuntamiento, y es muy probable que no residieran nunca en la torre. No obstante, esta cumplía una función de prestigio, ligada al apellido, y recordaba los deberes asociados al estamento nobiliario: la defensa del territorio.

Fuente: http://www.elche.es/micrositios/museos.