Aventura en la Torre desconocida.

Historia de Caballeros Encantados, Torres,  Castillos Medievales y Unicornios.

IMG_6187-bl

Entre Elche y Santa Pola, andaba yo por estos lares en busca de Castillos y Torres Medievales, medio camuflada entre carrizales divisé lo que parecía la parte superior de una Torre desconocida para mí.

La Torre parecía estar muy cerca y decidí llegar hasta ella.

Comencé a andar por un camino que discurría entre carrizos y matojos.

Llegué a un punto donde el camino desaparecía absorbido por la espesura, se veía la Torre cerca, pero  no era posible llegar por allí.

IMG_6181-bl

Deshíce lo andado, dispuesto a encontrar otro camino o senda que me llevase hasta ella. Di un gran rodeo hasta que encontré otro camino que seguí para llegar a la Torre.

Ahora pensé que si llegaría a la Torre, pero de pronto sin darme cuenta, por no mirar por donde iba, estaba hundiéndome en una ciénaga que no había visto.

Había caído en una trampa de la que no sabía si podría salir.

Había junto a la ciénaga una vieja palmera y a una de sus palmas me pude coger.

Comencé a gritar, Socorro, Auxilio, por favor que alguien me ayude.

No estaba muy seguro si alguien me llegaría a oír, o a pasar por aquel paraje solitario.

En ese momento, por el camino que yo seguía, montando brioso corcel y unicornio apareció un caballero con yelmo y larga Lanza.

.- Caballero socorredme por favor, le dije de inmediato, o esta ciénaga se me tragará.

.-Cómo se encuentra en aqueste trance vuestra merced, me contestó el caballero.

.-Iba en busca de la Torre que próxima se ve, no me percaté de esta ciénaga y en ella he caído.

.-Quién sois Caballero, que nunca os había visto hasta ahora, ni nadie me había hablado de vos.

.-Soy el Caballero encantado Arturo de Algorós, dueño y guardián de aquesta Torre a la que intentáis llegar vos.

Un lejano día un mago me hechizó para que morara toda la eternidad en estos lares, sembró de trampas el lugar, para que nadie pudiese entrar, vos habéis caído en una de ellas.

.-Poniendo pie a tierra, me dijo, agarraos a mi lanza que yo os sacaré de aquesta trampa.

Alargó su lanza a la que me pude coger, poco a poco fue tirando de mí hasta que pude salir.

.-Rescatado de una muerte segura, engullido por la ciénaga, agradecí su ayuda.

.-Gracias caballero por haber salvado mi vida, nunca os olvidaré y siempre estaré en deuda con vos.

.-No me debe nada vuesa merced, salid de aquí  cuanto antes, yo aquí quedo toda la eternidad para ayudar a cualquier otro en el mismo trance que vos.

.-Nunca se os ocurra volver a entrar en este lugar, sin conocer el camino o saber donde están las trampas para poder esquivarlas.

Diciendo esto el Caballero montó en su caballo y desapareció en la espesura.

Aventura parte real, vivida por mí.

15 de Julio de 2016.      

.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s